De roturas va la cosa

Hay una imagen emblemática para Podemos. Luis Alegre, Carolina Bescansa, Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón y Pablo Iglesias se abrazan emocionados en el palacio de Vistalegre tras el primer congreso de la formación. Aquí, celebraran que la izquierda tenía una nueva representación. La ilusión renacía, la esperanza se encontraba, el puño volvía a alzarse. Todo era felicidad y sus simpatizantes veían el mundo de color morado.

Hoy, a una semana de celebrarse el segundo congreso, Alegre y Monedero han dejado la política activa, Bescansa ha renunciado a tener cargos en la formación y de Los cinco de Vistalegre sólo quedan Iglesias y Errejón; y estos dos, a día de hoy, están peleando por hacerse con el control total del partido. La guerra por marcar hacia dónde debe girar el partido apenas acaba de comenzar. Miento, realmente, ambos tienen claro que quieren girar hacia la izquierda, pero, ¿cuántos grados han de hacerlo? No lo sabemos, pero PODEMOS afirmar que la lucha será encarnizada. En cualquier caso, la izquierda quedará rota. Y eso es lo que más miedo da a los que les apoyan.

Hablando de miedo. Francia parece querer seguir los pasos de Estados Unidos en el camino del odio a lo diferente. Le Pen lanza su candidatura «contra los ricos y el dinero», dice, olvidando decir que la extrema derecha ha sido acusada de presunta financiación ilegal Ah, y Le Pen y su padre ocultaron en 2014 un patrimonio de un millón de euros. Suponemos que esto es lo que ella llamaría ‘la candidata del Pueblo’. La líder del Frente Nacional entra en la campaña francesa con un discurso paternalista y xenófobo. La dirigente de la extrema derecha francesa promete que su primera medida como presidenta será someter a referéndum la salida de Francia de la Unión Europea, como ya sucedió en Gran Bretaña. Ella lo llama, ‘Frexit’, en un alarde de originalidad. Y propone romper con los Acuerdos de Schengen (que permite la libre circulación por la Unión Europea) para conseguir una Francia «más segura». Se le olvida decir, una vez más, que lo más seguro para Francia sería no optar por semejante sujeto.

Y lo que no termina es la hegemonía de la reina de reinas. Isabel II ha marcado hoy otro hito en su reinado al convertirse en la primera monarca británica en cumplir los 65 años en el trono, lo que se conoce como el ‘Jubileo de Zafiro’. Y, para los que se pregunten cuándo demonios le va dejar reinar a su hijo, hay que recordarles aquello que alguien dijo una vez: “un rey no abdica, un rey se muere”.

Disfruten de la Vida. Disfrútenla, en positivo.

Comparte este broche

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp