Ni lo sé ni me importa

412 ‘no sé’, 82 ‘no lo recuerdo’, 58 ‘lo desconozco’ y 7 ‘no me consta’. En total, La Infanta Cristina respondió al juez José Castro, en su comparecencia como imputada del 8 de febrero de hace tres años, con hasta un total de 579 evasivas sobre su papel al frente de la sociedad de la que es copropietaria junto a su marido, Iñaki Urdangarin. Finalmente, ha logrado convencer al tribunal y ha quedado casi absuelta del caso. Y digo “casi”, porque su pena se ha saldado con una multa de 265.000 euros, pero como en su día ya depositó una fianza de 600.000 euros, la Justicia le debe 322.000. No, no es broma. Parece que el tribunal ha dado por bueno, como dice el Juez Castro, que “Cristina de Borbón no se enteraba de nada, que firmaba el autoalquiler de su palacete de Pedralbes sin saberlo, que estaba en la empresa Aizoon siendo una ingenua…”. En fin. Ya sabéis, a partir de ahora, cuando os pregunten algo comprometido y queráis libraros, responded como ella: “no sé, no lo recuerdo, lo desconozco o no me consta”.

 Y lo que tampoco me consta es si Tony Blair va a salir bien parado en su cruzada pro europea. El ex primer ministro, que estaba de exit, quiere que los ciudadanos británicos se rebelen contra el brexit. ¿Tendrá éxito? No lo sé, pero ahora ha admitido que los ciudadanos votaron sin saber las condiciones del Brexit y que ahora ya se han aclarado los términos del divorcio. Dice también que los británicos “tienen derecho a cambiar de opinión”. A buenas horas…como también parece que ha cambiado de opinión Pablo Iglesias con aquello de la unidad, el dedazo y las puertas giratorias, y es que el todopoderoso líder del partido morado ha destituido a Íñigo Errejón, tras su derrota en Vistalegre, y ha otorgado la portavocía del Congreso a Irene Montero, mientras que el hasta ahora número dos pasa a ser candidato del partido en las elecciones autonómicas de 2019 en la Comunidad de Madrid. No sé cómo acabará todo, pero Podemos afirmar que el culebrón tiene todavía muchos capítulos que contar.

Congreso pide al Gobierno que investigue a la Fundación Franco por alentar el incuplimiento de la Ley de Memoria Histórica. ¿Os imagináis una Fundación Mussolini en Italia o Adolf Hitler en Alemania?

Y uno de esos capítulos que no nos gustan contar lo hemos recibido hoy desde África, una vez más. Y es que el Gobierno de Sudán del Sur ha declarado una hambruna en varias zonas del país, que afecta a 100.000 personas en Sudán del Sur tras cuatro años de guerra, según ha alertado la ONU. Es vergonzoso que en pleno siglo XXI todavía tengamos que seguir sufriendo las consecuencias de un mundo cada vez más egoísta y cruel, en el que los más ricos tienen cada vez más y a los más pobres cada vez les queda menos.

Noticias como estas nos hacen plantearnos lo miserable de la condición humana. ¿Qué podemos hacer nosotros para ayudar? ¿Cómo paliar los efectos de esta dramática situación? No lo sé, no está en mis manos la solución. Lo más fácil, como siempre, es mirar las noticias, ver las imágenes, pensar, “qué triste”, y seguir comiendo los garbanzos.

Disfruten de la Vida. Disfrútenla, en positivo.

Comparte este broche

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp